por Antonio Andrade

¿Cuál es el rol del docente en un curso blended?

ETIQUETAS:
0

A partir de la experiencia que se ha venido recogiendo en los cursos blended dictados en la UPC, se tiene una mejor perspectiva del papel que debe jugar el docente en un curso entregado en dicha modalidad. Este rol implica una participación activa y programada del docente, tanto en las sesiones presenciales,  como en las sesiones on line, pues efectivamente, un curso blended es aquel curso que para su desarrollo, requiere sesiones presenciales y on line.

Existen algunas dudas sobre este tema como por ejemplo: ¿Un curso  en esta modalidad tendrá el mismo nivel de rendimiento por parte de los alumnos? ¿Se podrá alcanzar el logro del curso? ¿Un curso blended puede tener el mismo logro que un curso cien por ciento presencial?, en suma ¿es más light en todo sentido?.

Pues las respuestas para todas estas interrogantes las ha venido dando la experiencia. Se ha podido verificar que en los cursos blended, el nivel de rendimiento de los alumnos es igual al que de los cursos presenciales, en algunos casos el resultado es mejor.

Claro que se puede alcanzar el logro del curso y este tiene que ser el mismo que en la versión presencial. Siempre queda la duda en el docente sobre ¿cuánto trabajo adicional implica el rediseño de un curso cien por ciento presencial a la modalidad blended?  y efectivamente como todo proyecto importante, el nivel de compromiso, en todo sentido por parte del docente, es una de las variables de éxito más importantes en la ejecución de dicho proyecto, lo cual implica una dedicación de tiempo extra, pero la recompensa va más allá de lo que se espera, pues cuando se ha diseñado actividades bien estructuradas y claramente dirigidas a contribuir a que el alumno alcance el logro del curso, se facilita dicho camino.

Como todo curso en su primera versión, necesitará pasar por un proceso de revisión y mejora, pero luego la calidad de tiempo invertido por el docente va llegando a un nivel óptimo, esto sin afectar la “presencia” de él en el curso.

El docente debe incidir en participar en la clase, de manera que haga sentir su “presencia” en las sesiones  on line, esto se puede lograr con la programación adecuada de las actividades, por ejemplo, la utilización de un foro de discusión, como herramienta de comunicación asincrónica; implicará que el docente participe, en el momento de la apertura del foro, brindando las reglas y las indicaciones necesarias, así como, en el establecimiento del tema a discutir. Más adelante su participación debe ser más bien como moderador, felicitando las participaciones adecuadas y encausando la discusión si se está saliendo del contexto.

Finalmente debe participar haciendo un cierre del foro, estableciendo las conclusiones del mismo. No olvidemos que el foro es una actividad que permite potenciar el aprendizaje colaborativo, es decir, el aprendizaje que se genera a partir del debate, del intercambio alturado de experiencias y conocimiento previo.

Además de la función académica propia de la actividad docente, y de la función de generar el  nexo con áreas de la universidad (por ejemplo con el Centro de Información), la función de orientación toma especial importancia, pues el docente debe estar en capacidad de orientar  a los alumnos frente a dudas específicas.

El cumplir con todo lo que se ha mencionado, implica que el docente debe tener en primer lugar, buena predisposición para enfrentan este reto, pues la incorporación de tecnología en la programación de actividades de aprendizaje, es un pilar de este tipo de modalidad.

Se debe estar preparado para hacer el seguimiento adecuado de la participación de los alumnos, en las actividades del curso, incorporando evaluaciones en línea, foros, entrega de tareas, utilización de video conferencias, con esto se trata de enseñar al alumno a desarrollar la autonomía en su propio proceso de aprendizaje y ¿por qué no? a desarrollar una nueva competencia.